Muere Stanislaw Lem

Por si de lo que quieres hablar no tiene mucha relación con Superlópez ni con los tebeos ni con el cómic

Moderador: Kaximpo

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Jue Mar 15, 2012 1:38 pm

Con lo de extraterrestres no antropomorfos me refiero a una forma de vida que no suele aparecer en la ciencia ficción de la tele ni en muchos tebeos. Es la más común: Star Trek,Star Wars, Galaktica (sobretodo, la del 2003, aún más y todo que la antigua), Babylon... o el Doctor Who (comenzando por él mismo), The Red Dwarf... o la federación que sale en Érase una Vez... el Espacio... y no te puedo decir muchas más series... pero incluso aquella de bichos policías que hacían patrullas mixtas con humanos (años 90, Canal33) eran así: personajes antropomorfos. Igual que hay conejos, perros, conejos y osos antropomorfos en tantos dibujos animados (al menos hasta inicios de los años 90), en el espacio estos animales de caracteres humanos se conviertes en bichos del espacio.

Ah, en Legión de Superhéroes de DC, o de Teen Titans... o extraterrestres de Marvel. Son antropomorfos. El Detective Marciano

Pueden ser verdes o con cinco ojos... pero son humanos verdes y con cinco ojos.

Existe una idea de la biología y exobiología que dice que el diseño terrestre es adecuado, por lo que lo más seguro es que los extraterrestres sean como en La Tierra... pero acaban haciendo el reduccionismo de ser como los mamíferos bípedos que contaminan el planeta.

En Lem dan visiones distintas. Los seres de cristal y luz que se cuelgan como lámparas... a mí me da la impresión de que parece lámparas de araña. Y los bichos tienen "hectáreas" de tamaño.

Etc.

Sobre el Género Lem: lo veo como un género no únicamente espacial. Tontekarlo (osea, lugares, países, tribus terrestres) es un sitio muy Lem, con todas sus costumbres, por ejemplo. El mundo de al lado... no es porque sea un mundo paralelo, sino porque no se nos tienen que explicar todas las relaciones, causas y consecuencias de las acciones, y las costumbres, y formas de hablar... vemos a Superlópez que muchas veces pasa de preguntar. Ijon Tichy, el gran viajero, dice que se ha dado cuenta de que en muchos planetas se sienten molestos cuando les preguntas por cosas que para ellos son obvias. Superlópez muchas veces hace un poco lo mismo.
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Avatar de Usuario
Kaximpo
Señor de los Chupetes
Mensajes: 6852
Registrado: Dom Ene 18, 2004 12:00 am
Ubicación: Villa Soledad, Polo Ártico
Contactar:

Mensaje por Kaximpo » Jue Mar 15, 2012 10:24 pm

Sobre extraterrestres no antropomórficos: cuando leáis "Fiasco" me explicáis el final.
"¿Es usted es superhéroe por convicción o por incapacidad de ser otra cosa...?"
https://www.cachislamar.com · Pafman · Yoko Tsuno

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Vie Mar 23, 2012 1:18 pm

Hay dos historias semejantes: la de la creación del mundo y la de la evolución de la vida y de los humanos. Por cierto, esta última rompe con el viaje soñado (pero que la introducción nos dice que puede ser cierto porque... leed la introducción sobre los avances en ciencias oníricas).

En realidad, es el mismo tipo de historia.

Me gusta la idea... pero igual en la maginoteca expresaré una opinión personal sobre ello.

Enseguida se ve que hay un seguimiento de ciertos personajes, Serpente, P. Latton, etc... que son aquello que uno se puede imaginar. Sin embargo hay varios nombres que no soy capaz de identificar, aunque igual es que estoy demasiado acostumbrado a leer en diagonal lecturas más fáciles (con apariencia de ser más difícil), que he perdido facultades o que me falta cultura sobre lo que dice.

Me parece muy interesante lo del tiempo cerrado (cada X unidades de tiempo se repite) que no obliga a repetir lo mismo, de igual manera que un espacio cerrado no obliga a caminar exactamente por los mismos lugares. Jamás antes me había encontrado con esa idea.

Y soluciona bien el por qué no hay un primer viaje (se nos anticipa en la introducción que eso se nos va a explicar, si leemos con atención).

Lem sabe mucho.
Me siento cómodo leyéndolo; no me siento alejado de muchas elucubraciones que hace.
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Mar Mar 27, 2012 12:44 pm

Leído el agotador viaje vigésimo primero, vigésimo segundo y vigésimo tercero noto un gusto (suyo, no mío) por la teología y las cosas religiosas. Retrospectivamente, antes ya ha soltado cosas.

Existe un humor soterrado: viajar por montones de planetas que se llaman igual para buscar un cortaplumas (osea, una navaja, ¿no?), y luego si la encuentra o no. Es un poco de Superlópez eso de ir visitando sitios que no conoce a la búsqueda de algo, con una cierta celeridad. Lo hemos visto en Iba Caminando, en cuando llega a un portaaviones, a Afganistán, Miami-Fla... vuelve enseguida, dice...

Lem tiene una gran capacidad para crear palabras nuevas... que además no me cuesta comprender. Y para crear rangos, que es algo que hemos visto muchas veces en Jan, tanto en Superlópez como en Pulgarcito.


El viaje vigésimo primero hay que leerlo con la vista puesta en p11 de la edición Biblioteca Lem de Alianza Editorial, osea en la "Introducción a la edición ampliada".

El viaje vigésimo primero, el de las cuestiones teológicas y científicas de una evolución de unos seres antropomorfos durante 1000 años, hay que leerlo con cuidado, y lo advierte la página 11. Hay más de un dato que nos permite colocar ese viaje en un contexto más alto. Mi pregunta es cómo llega Tichy a un planeta que está a 1000 años luz. En el tipo de bichos que aparecen noto algo familiar, y veo que es el país de las Maravillas tal y como sale en la versión de Pulgarcito. De hecho, el ciempiés que ve Tichy nada más aterrizar no me cuesta asociarlo al de la historieta correspondiente.


El viaje vigésimo primero es cierto que es el diecinueve. Me hice un plano al final del episodio, porque el editor dejó un espacio para eso... digo yo que dejó el espacio blanco para eso.

Luego hay bastantes datos que hemos visto dispersos por otros lados: el doctor de Star Trek (primera serie) no quiere ser desmaterializado, y aquí Tichy teme serlo, aunque le aseguren que es seguro, práctico y cómodo (para dormir). El tema de la existencia y la falta de la misma se repite. Y es un tema que he visto en algunas series de Star Trek o en Babylon V, que seguramente que son posteriores a Lem, aunque ignoro si los guionistas se basaron o no en esto.

El viaje vigésimoprimero, muy prolijo, tal vez demasiado, tiene algún que otro salto raro, y seguramente tiene una lectura para el siglo XX en la que no me he parado a pensar apenas.

La única vez que he visto religiosos en Ciencia Ficción del espacio fue en la serie de tele Babylon V: salían unos franciscanos del espacio que iban de misioneros, y también a conocer la Creación. Me pareció muy lógico, y extraño que no se hubiera usado otras veces. En el caso de Lem, la visión es durísima contra estas prácticas y contra los religiosos. Aunque se han hecho desmanes con el rollo de la evangelización, eso no implica que en el futuro sucediera lo mismo. Es como si trasladara prácticas del siglo XV al siglo XXV sin explicar el porqué no ha evolucionado. Por otro lado, el catolicismo había prohibido los bailes indígenas (entiendo que fueron prácticas abandonadas), pero luego fueron los protestantes los que lo han hecho a finales del siglo XX y principios del XXI en islas de Indonesia o Malasia. Lem no lo trata. Claro: aquí habría que ver el contexto religioso y social de Lem. ¿No era polaco y judío? Puede que tenga que ver. Polonia: país católico o ultracatólico. Y los judíos, acostumbrados a discutir con Dios", como leí hace en marzo 2011 en una entrevista de la prensa (viaje 21).
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Mié Mar 28, 2012 9:48 am

El viaje vigésimo cuarto se tendría que leer en Económicas o en Ciencias Políticas. Va de una crisis de superproducción.

Es una civilización monotemática como hemos visto varias en Superlópez o incluso en el mundo de Trok-Trok.

Voy por la mitad, parado en un momento emocionante (esto es de twitter>blog>foro, ¿no?).

Se puede leer para ver un poco la situación actual... u otras que hayan sucedido. Tiene pinta de haberse escrito en los años de la crisis del 73 o por ahí, entre la crisis del petróleo y la revolución tecnológica de la robótica (robots que fabrican coches, y la gente a la calle), pero lo mismo se puede aplicar a los telares de la Revolución Industrial durante los siglos XVIII-XIX.

Las expresiones de sorpresa del animal homínido son bastante de Jan.
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Vie Mar 30, 2012 11:08 am

Pues yo sigo.

A veces hay viajes que no son ni viajes. Podrían denominarse "capítulos" pero no "viajes" durante gran parte de las páginas. Hablan de un tema y luego salta a otro, o a lo que es el viaje en sí mismo: caso de las patatas. Lo que pasa es que, a mi parecer esto pasa un tanto en Superlópez, donde lo vemos volar -"oh, París, qué bonito", y choca contra un molino "oh, es que me gusta tanto París", dentro Al Centro de la Tierra-.
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Avatar de Usuario
Patastratos
Boanacondaconstrictor
Mensajes: 2271
Registrado: Jue Ene 29, 2004 12:00 am
Ubicación: Fábrica Patastratos Inc.

Mensaje por Patastratos » Dom Abr 01, 2012 1:47 am

Pues resulta que dejé el libro a otras personas, por lo que ya no puedo revisar en qué consistía cada viaje... Me toca tirar de internet para ver en qué consiste cada viaje según el número. :wink:
magin escribió:Existe un humor soterrado: viajar por montones de planetas que se llaman igual para buscar un cortaplumas (osea, una navaja, ¿no?), y luego si la encuentra o no.
A mí estos capítulos me producían un poco de angustia, eso de verse atrapado en un planeta nuevo que no se sabe si se está repitiendo o es nuevo, algo así como que todo es similar pero distinto, como perderse en un bosque o en una ciudad de noche... En Jan veo estas situaciones en historias como "Vamos a ver elefantes...: con la excusa de buscar algo que no termina de aparecer, se van viviendo situaciones dispares.
magin escribió:El viaje vigésimoprimero, muy prolijo, tal vez demasiado, tiene algún que otro salto raro, y seguramente tiene una lectura para el siglo XX en la que no me he parado a pensar apenas.
No sé si llegué a entender del todo este capítulo... Se me escapan muchas cosas, y además entre la densidad que tiene y el abrupto final sin moraleja me dejaron con la sensación de no saber cuál es la conclusión de la historia.
magin escribió:La única vez que he visto religiosos en Ciencia Ficción del espacio fue en la serie de tele Babylon V: salían unos franciscanos del espacio que iban de misioneros, y también a conocer la Creación. Me pareció muy lógico, y extraño que no se hubiera usado otras veces.
Seis años antes de "Diarios de las estrellas" se había publicado uno de mis libros preferidos: "Dune". Lo que le hace único dentro de los demás libros de ciencia ficción es que imagina un futuro lejano en el que sin embargo no hay robots (de hecho la inteligencia artificial se ha prohibido, tras la habital revuelta), las guerras se realizan sin artillería o armas de destrucción masiva, y las religiones y las profecías (desde las doctrinas de la orden Bene Gesserit a las enseñanzas de la Biblia Católica Naranja) tienen más importancia que nunca. Es la referencia más antigua que conozco de religión tratada desde el género de la ciencia ficción, pero no descarto que haya otros. También me extraña que incluso en la actualidad, haya que remontarse tanto para encontrar estos ejemplos.

Supongo que sin profundizar mucho se podría decir que la visión de Lem, escritor del bloque comunista, debía de ser forzosamente atea, con lo que juega con la idea de la religión sacada del contexto conocido para ridiculizarla (como por ejemplo, el viaje en el que el misionero sufre una agonía horrible por la incorrecta interpretación de sus enseñanzas). Lo que sí que sorprende es la frecuencia con la que se trata el tema, por eso supongo que lo mismo es apresurado decir que todos son alegatos contra la religión o la espiritualidad, cuando lo mismo hay inquietudes teológicas del autor detrás de cada reflexión.
magin escribió:Claro: aquí habría que ver el contexto religioso y social de Lem. ¿No era polaco y judío? Puede que tenga que ver. Polonia: país católico o ultracatólico. Y los judíos, acostumbrados a discutir con Dios", como leí hace en marzo 2011 en una entrevista de la prensa (viaje 21).
Pues mira, lo mismo ahí está la clave: un católico de ascedencia judía convertido en ateo tendrá mucho que contar sobre el tema.
magin escribió:A veces hay viajes que no son ni viajes. Podrían denominarse "capítulos" pero no "viajes" durante gran parte de las páginas. Hablan de un tema y luego salta a otro, o a lo que es el viaje en sí mismo: caso de las patatas.
Recuerdo el episodio de las patatas que evolucionaron y que luego atacaban naves, pero no me acuerdo cuál era la historia inicial o final de ese viaje que llevaba a contar esa anécdota. Si me refrescas un poco la memoria...

La historia del robot formado por muchos robots (y que creaba un quebradero de cabeza a los legisladores) me suena que era también de esa que empezaba de una forma y luego "se iba por las ramas". No reconozco mucho en esto a Superlópez, pues me parece que el guión suele estar muy planificado, "i]constreñido[/i] a un número de páginas muy limitado y ahora mismo no me viene a la cabeza giros que desvíen la historia de manera que se olvide por momento cuál era el argumento principal. En el caso del molino de "Al centro de la Tierra" lo justifico en el sentido de que se emplean un par de viñetas para indicar que el viaje a Alemania no es inmediato, si no que durante el mismo siguen pasando cosas, y se añaden un chiste en una de ellas para entretener al lector. Es el mismo caso que la aparición del satélite Hubble en "Adiós lady Araña".<br>---<br><!-- EndUnderlineMarker --><!-- EndContentMarker -->
"¡Maldición! Necesitamos conseguir cacahuetes sin cloperotaraska ni patastratos... ¡Ahora mismo!"

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Dom Abr 01, 2012 10:42 pm

Patastratos: Intento evitar tu último párrafo porque aún no he llegado, y tardaré tiempo porque dejo el libro en barbecho (es libro de tren, y no lo leo si no tengo que ir a una parada de autobús o estación de tren).

A mí también me parece quetrata mucho temas teológicos... lo curioso es que, cuando trata otros temas, filosofía, física o Historia, Lem da la sensación de estar igual de empollado.

Igual alguien sabe cuál es el tamaño de las naves: porque a veces parece muy pequeña (como un Seat Marbella, o una moto, o una nave como la de Los Supersónicos que lo mismo es un coche que va por la ciudad que por el espacio). Incluso a veces parece que la naves de Ijon Tichy crecen y menguan según el espacio disponible en un mismo viaje. Pero eso no lo he visto explicado en el libro.


¿A qué velocidad viaja la nave de Ijon Tichy? En el viaje que va a las Híades, se supone que están a 1000 años luz... a velocidad luz (300000 km/s) tardaría mil años, ¿no? Pero no se dice nada de eso, o no lo recuerdo o no lo supe ver. Eso implica que han pasado 2000 años desde que se hizo la foto en la cual los habitantes eran "como gotas de agua" con los humanos terráqueos. La foto era de un sitio a 1000 años luz, así que era de hacía 1000 años, y Tichy tardaría otros 1000 años en llegar allí, pero la historia que le explican ocupa 1000 años. No sé si es un error o qué.

O: igual viaja a mayor velocidad que la de la luz, por lo cual Tichy habría llegado en el momento de salir o incluso antes... lo que desmontaría, vía un viaje espacial, el círculo temporal en el que estaba inmerso. Eso no se explica, pero podría ser una posibilidad.

Si algo impactara contra el planeta Tierra a mayor velocidad que la luz, no lo veríamos llegar, ni lo podríamos anticipar, sino que ya estaría aquí, según lo que entendí del libro de Michio Kaku.

Tichy podría haber ido a una velocidad superiora la de la luz (¿con qué tecnología?) y habría reducido al haber llegado a aquel sistema estelar. Motor de curvatura, agujeros de gusano, lo que sea, pero que no está explicado.

Entonces, ¿es un error del autor o es algo que se explica por otro lado del libro o en otro libro? ¿O tiene sentido que viajara a velocidad mayor que la de la luz, siendo imposible, según la física teórica? ¿Puede, en ese caso, tener algo que ver, con el quebrantamiento del círculo temporal cerrado? Y no habría sido explicado en esos tres viajes.
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Mié Abr 18, 2012 11:29 am

Ahora he comenzado la segunda parte de libro, que supuestamente ya no son viajes, sino una especie de "cosas de su vida", y no escribo "autobiografía de Ijon Tichy".

El último viaje antes de esa segunda parte... hum... aparentemente no es un viaje suyo. Es decir, viaja, porque nos lo dice al inicio y al final, pero no es relevante. Es como si contara com viaje el desplazamiento hasta el cohete. Entonces habla de un viaje que no es el suyo: explica la evolución de su familia.

Aquí me pierdo con la cronología. Se habla del Imperio Austro Húngaro asociado a los primeros cohetes, lo que rompe con la Historia-como-la-que-conocemos y que se nos explicó por el propio viajero, Ijon Tichy, como fabricada por él y su desastroso equipo de perfeccionadores de la Historia.

El antes y el depués, e incluso la duración, cuestiones que son tan problemáticas en todo el libro, adquiere en este episodio un rango mayor. No se deja de hablar de abuelos imposibles, porque a veces son tataratara (elevado a algo) abuelos y a veces son ascendientes del tipo "tataratatíos".

En un momento determinado la propia explicación da un salto: "de 150 años". Y se nos pasa a explicar la vida de la familia (unas doce, creo, porque no lo tengo delante, que se han ido uniendo por lazos consanguíneos). Se trataría de una de esas naves que llevarían a los humanos hibernados a las estrellas (bueno, para mí es un concepto cotidiano).

Constato la misoginia permanente del libro. Apenas aparecen mujeres. No desciende nunca de una mujer. La línea de apellido paterna es la única destacable y la única que cede genes, anécdotas o características relevantes. En este caso, incluso se permite el lujo de hibernar a todas la mujeres. Y hace un par de chistes al respecto.

Enseguida se nos muestra el lío familiar y cronológico, con esos lazos, bucles y tirabuzones temporales. Tenemos la primera aparición de Tichy, pero no sabemos cuál es su familia aunque existe una nota.

El texto se escribe en primera persona -diario de bitácora- por un antepasado de Ijon Tichy... y hasta que aparece no sabemos que es un antepasado muy cercano, padre o abuelo... o bisabuelo... o él mismo, como el mismo Ijon comenta al final, dudando de si aquello ha sucedido, se lo han contado, se lo ha imaginado, o si él es el mismo que escribió aquello. Enlaza el final tanto con el principio del viaje como con el primer episodio -en el que se peleaba con él mismo en cada día de la semana-. Y se repite una idea: un abuelo suyo, que no aparece en el viaje estelar narrado, inventa un sistema de imaginar-inventar-crear compañeros para pasar el rato en viajes que duran años. Y luego o cuando uno se canse o se aburra de esa compañía artificial hay que hacerlos desaparecer: han desaparecido al inicio del viaje, igual que han desaparecido los familiares de la narración de la bitácora. Y las palabras finales del viaje son muy similares a las del inicio. ¿Estamos en un bucle temporal? ¿Ese bucle incluye a toda la familia estelar de Tichy? Se lanza una idea: la del solipsismo, con ese gusto (mal gusto, para mí) por la filosofía que tiene Lem.

Parece una cosa suelta... hasta que entramos en el "1" de las "cosas de J... de Tichy". Allí se encuentra con un tipo curioso -no sé si antes, después o durante lo que ha pasado en los viajes-. Ese tipo le muestra unas entidades que son "mónadas de Leibniz" con cerebros electrónicos y estímulos artificiales, que se creen que viven en mundos que no existen más que por impulsos falsos y que son únicas, cada una en su baúl de pirata. Voy por la mitad.

Lanzo una idea, que igual alguien tiene más fundamentada porque lea con más detenimiento o más veces o haya leído algún estudio crítico o qué sé yo: puede que exista algo que una un viaje o un episodio con otro, una idea. Eso que nos parece repetitivo es porque es algo que se lanza en un viaje previo o varios viajes previos pero se desarrolla en otros posteriores, poco a poco hasta que se convierte en el tema principal: las teologías, los viajes espaciales convertidos en temporales, la creación del Universo, y su perfeccionamiento y la creación de la humanidad y lo mismo, que se une a lo de los viajes espaciales. De igual manera, la gente que aparece y desaparece, él mismo, luego toda su familia...

Por otro lado, se dice en la introducción que no pudo existir ningún primer viaje, y se repite en el viaje 21 (creo). Se dice que es porque hay viajes por el espacio pero también por el tiempo, y esto último hace que siempre pueda existir uno antes. Sin embargo, ¿cómo se pueden ordenar (ordinal) o incluso numerar (cardinal)?

¿De verdad no hay un primer o segundo viaje? Interpreto que el primer viaje de Tichy, si por viaje entendemos lo que él, osea, cualquier desplazamiento, sería el viaje último, porque es en el que lo vemos recién nacido, en su nave familiar. Aunque yo discrepo de esa concepción de viaje: es como decir que se viaja en el Planeta Tierra.

Existe una posible contradicción: en un viaje se dice que vive en La Tierra, como si fuera lo habitual. Pero se dice en este último viaje que su familia, como tantas, dejó de ser terrestre haría mucho tiempo (y estarían viajando por el espacio en una nave inmensa).

No es la única cosa que no me cuadra: por un lado parece conocer al profesor Bact... bueno, ya sabéis... por otro lado, es como si se conocieran de oídas. A veces es su mentor. A veces han pasado años de viaje espacial. A veces han pasado años de estudio (sin viaje) o hace años que lo llamaron a dar una conferencia en un sitio.
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Jue Abr 19, 2012 11:48 am

Esa segunda parte son "Memorias de Ijon Tichy".

En los cuatro primeros episodios... y luego... se dedica a sacar a gente rara que son inventores. Se nos presenta como unos encuentros con gente estùpida. No veo que lo sean más que el resto de personajes que hemos podido ver a lo largo del libro, incluido el profesor Sarandonga, digo Tarantoga, el propio Tichy y el resto de su familia. ¿Un rasgo de humor que no comprendo?

Pero ¿son realmente tan bobos? No lo tengo claro.

En el episodio del tipo que viaja al futuro con su máquina del tiempo... es un rasgo de crueldad por parte tanto del autor como del propio Tichy, quien es un viajero consumado que comprende de qué van los viajes en el tiempo aunque no sea físico sino "viajero" (¿cobra por viajar? ¿eso es una profesión?). Al final nos monta una cosa muy lógica: viajar hacia el futuro te hace envejecer... cosa que es inconsistente con todos los viajes descritos en páginas anteriores, especialmente aquel de ir hizo/hará/hace Tichy hacia el remoto futuro para ser director del centro de mejora de la Historia (cualquiera sea su nombre, léanlo).

Que alguien me lo explique.

No comprendo el caso de Zazul y sus jaleas viscosas: ¿por qué Tichy no va a ir a la policía?

Esta serie de encuentros-entrevistas me recuerdan, ¿impropiamente?, a las que Superlópez tienen con el Señor Pando o con tantos otros personajes. Son encuentros que, en Superlópez, actúan como aquello de los detectives que nunca sé si en la realidad es tan fácil, de meterse en cualquier bar, preferiblemente o muy lujoso o muy ruinoso, pero siempre depravado, y preguntar a uno, que ya te da una pista. En Superlópez siempre me suele suceder que me gusta más lo que explica o lo que se sugiere -el Bey de Djebana- que la investigación.

En Iba Caminando y ese tipo de historietas de los tomos 10-12 (aprox.) pienso que la excusa de la investigación se diluye hasta que lo importante es el "encuentro con"... aunque ha derivado hacia "ver algo que sucede en las noticias"... y que ya sé, y no necesito que me vuelvan a explicar.
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Mar Abr 24, 2012 12:31 pm

Colaboro en este animado debate para preguntar por si alguien comprende la relación entra Tarantoga y Tichy.

Doy mi visión de la Tragedia Lavadoriana. ¡Vaya! Pensaba que ya se había hablado de eso, pero no lo localizo.

Efectivamente, como voy viendo es una mezcla de cosas ya dichas en episodios previos: explícitamente se menciona el planeta de los robots que hablan en antiguo (el del robot Deidon). Aquí tenemos la inversa en cuanto a los personajes (humanos/robots) que participan. Se da mucho la lata con las perversiones, cosa que ya ha sucedido en otros momentos del libro, y que es lo más odioso del tomo. De nuevo, se incide en religiones y sectas. Y se vuelve a sacar a colación si la realidad, el universo, la naturaleza, la evolución o la humanidad están bien hechas, como sucedió en anteriores episodios, vinculados a los viajes. Persiste el humor, con frecuencia negro o gris.

De nuevo, Tichy es invitado y participa, pero de nuevo no sabemos ni por qué ni cuál es su rango ni su profesión ni sus dotes para ser continuamente convocado, alabado o reconocido.

Otra vez la historia se divide por una zanja insalvable: patatas y no sé qué... o lavadoras y la estructura del ser vivo/inerte/humano/robot/planeta/Estado, cada una con sus historia o su no historia.

Me encantan las citas de legisladores, leyes, abogados o jueces, igual que me han gustado las de filósofos, físicos o teólogos. Monta todo lo que hay detrás del sitio en el que se vive. Vive el individuo en un paisaje invisible que está formado por una base cultural. "Yo soy yo y mi circunstancia". Se podría haber hecho esto de Tichy a lo estadounidense, sólo con el individuo enfrentado a los robots o algo así... pero se ha optado por ese Tichy visto por detrás.

A partir de aquí, cárape, resulta que nos enteramos que es habitual la presencia de robots en la vida de La Tierra de Tichy, cuyo año o siglo desconocemos realmente (a veces parece ser finales del XX, años del XXI; otras veces me parece que es mucho más adelante...). También vemos que Tichy vive en La Tierra, aunque en la genealogía familiar se dice claramente que sus antepasados abandonaron el planeta, como tanta otra gente.

En La Tragedia Lavadoriana estamos en Nueva York, en una época de la robótica de masas que recuerda mucho a los Estados Unidos de los años centrales del siglo XX, con empresas enfrentadas por un mercado creciente de productos mejores con unos consumidores ávidos de ellos. No se habla de fusiones ni de pactos de mercado. Se habla de un duopolio en competencia continua. Una utopía, sin más.

Vemos que Tichy, que no sabemos donde vive -quiero creer que en Polonia- se desplaza sin dificultad hacia Nueva York.
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Avatar de Usuario
Kaximpo
Señor de los Chupetes
Mensajes: 6852
Registrado: Dom Ene 18, 2004 12:00 am
Ubicación: Villa Soledad, Polo Ártico
Contactar:

Mensaje por Kaximpo » Mar Abr 24, 2012 1:43 pm

magin escribió:Colaboro en este animado debate para preguntar por si alguien comprende la relación entra Tarantoga y Tichy.
Lamento estar "out" pero es que lo leí hace tanto tiempo que no me acuerdo de casi nada. Tengo que releerlo urgentemente.
"¿Es usted es superhéroe por convicción o por incapacidad de ser otra cosa...?"
https://www.cachislamar.com · Pafman · Yoko Tsuno

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Mar Abr 24, 2012 2:49 pm

Kaximpo escribió:
magin escribió:Colaboro en este animado debate para preguntar por si alguien comprende la relación entra Tarantoga y Tichy.
Lamento estar "out" pero es que lo leí hace tanto tiempo que no me acuerdo de casi nada. Tengo que releerlo urgentemente.
Yo he pasado la página ¿¡500!? (¿tantas?) y no me queda mucho, así que igual acabamos entrando en un bucle.

Sigo escribiendo porque es bastante de Jan, bastante del foro... y porque igual luego me lo llevo al blog, porque...
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Mié Abr 25, 2012 2:09 pm

En el episodio "Uno", Tichy se queja de que la gente rara le viene a ver... pero, en los episodios titulados con letras y no con números... es Tichy quien va a la búsqueda... ¡a Creta va el tío! de esa gente, sin más explicación ni justificación.

Si uno esto a los viajes, a la incoherencia posible de su biografía y a que, por un lado es muy conocido de Tarantoga, pero apenas se han visto una vez... que no queda claro... pues... ¿existe Campo Unificado aplicado a la Cronología Universal? Es decir... ¿los otros libros donde sale Tichy -Congreso de Futurología- se pueden intercalar o añadir en el tiempo y el espacio y los acontecimientos con esto?
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Jue Abr 26, 2012 12:26 pm

Debo decir que comencé el libro con muchas expectativas, luego me he ido desinflando con tanta pasteta religiosa y filosófica, y con lo que a mí me parecen concesiones para que un crítico sepa qué decir sobre este libro: "es ciencia ficción del tipo de la que escudriña quién o qué son los seres humanos". Al final, los seres no antropomorfos o no antropopensantes no son tantos.

Sin embargo, de vez en cuando sí salen momentos mejores, aunque no siempre claros. El caserón-laboratorio de Creta donde hay unos seres de barro en uno cilindros... en fin... eso ¿qué?

La "Carta a Ijon Tichy" es una serie de chistes que ¿todos? (al menos, yo sí) podríamos haber hecho.

A posta NO he buscado cuándo se escribió-publicó pero veo claro que este Lem ha tenido influencia posterior no sólo en Jan si no en Tome+Janry... cuando Spirou y Fantasio están en aquel valle de los malditos (historia de los años 80) con plantas y animales de formas y actitudes equívocas.

Lem intenta -pienso que consigue, visto desde fuera- hablar con cierta propiedad sobre temas muy variados, desde Filosofía, Historia o Biología y Robótica... hasta Ecología y Soldadura...

¿Por qué incluyen una carta no escrita por Tichy en un libro escrito por él? Porque Lem hace lo que le da la gana todo el rato. Entre paréntesis, Tichy hace referencia a él mismo: "se puso este nombre en latín a un bicho en mi honor", viene a decir, pero con otras palabras. Eso me hace pensar que es Tichy el que incorpora esa carta a él dirigida... ahora bien, dado que la carta no va firmada -o no recuerdo el nombre del remitente- lanzo la hipótesis de que el mismo Tichy fuera el remitente y el receptor de la carta, por aquello de los viajes temporales.

Esta carta resume un poco mi idea de que esta parte de "Memorias", así como los viajes anteriores, van retomando ideas anteriores: vuelven a salir unas patatas listillas.

Lo de los robots y demás máquinas que no tienen vida propia, que no tienen autonomía o libre albredío (filosofía y robots: El Asombro del Robot de SL), o que sí que tienen, que si se equivocan es porque se fabrican mejor... lo que cuenta el doctor Vilperdius, de Creta... unido a la Tragedia Lavadoriana y al planeta de Deidon (o como se llame)... me recuerda bastante a Astroboy... pero igual no es sólo por el tema -la libertad de los robots, etc- es porque tanto Stanislaw Lem como Osamu Tezuka intentan ser precisos en toda la información que aportan.

Los robots-animales-defango de Creta, inexcrutables y manipuladores con su lenguaje ultrasónico me recuerda a Solaris. De nuevo, no he querido buscar si Solaris es anterior o posterior a Diarios de las estrellas.

¿Es un pegote la carta a Ijon Tichy? No, si la miramos desde el siguiente punto de vista, aparte del sentido de humor, de la descripción prolija y del offtopicalismo -usando el vocabulario forero- del que Lem hace gala. Me refiero sobretodo a que, durante el libro, se nos habla sobre los humanos, sobre especies antropomorfas, sobre especies cuya cultura es parecida-alejada de los humanos terrestres, de los humanos extraterrestres o aquellos cuya vida transcurre en interminables viajes galácticos, se habla de especies no humanas, no asimilables a los niveles humanos, no comparables, absolutamente distintas, a humanos o humanoides metamorfos hasta convertirse en monstruos físicamente por seguir modas... se nos habla sobre máquinas, y se nos hace evolucionar desde lavadoras hasta lavadoras-robots, o hacia robots que son indistingubles de los humanos, o hacia cyborgs o robots a la inversa de los cyborgs (que se aderezan como humanos)... a robots que piensan de manera no racional, a humanos que quieren ser robot o que quieren ser planetas-sectas... y se habla de especies animales variadas...

... así que faltaba la flora, y de eso habla especialmente la Carta a Ijon Tichy: de las plantas. De animales habla menos. Y de cómo los humanos son responsables, en la típica carta ecologista de un diario de los estudiantes, que hay que salvar el planeta (el Cosmos), y que los humanos tienen que comportarse mejor con su entorno, puesto que son ellos los que provocan cambios negativos en la Naturaleza... que es volver a las computadoras que se enfadan y se rebelan y se van a montar planetas con robots independentistas respecto de la dictadura humana... y que actúan con dureza, hasta que se revela que sólo los humanos pueden hacer tamañas injusticias.

En ese sentido, me recuerda el viaje "soñado" (pero real) con una visión no humana pero justa aunque molesta para los humanos con esos extraterrestres que tienen un cierto código de conducta... las plantas que hacen lo que la evolución les ha mostrado que es existoso, en su interrelación con los humanos, para sobrevivir... y tengo que citar al Doctor Who, con aquellos rinocerontes-policías o la Proclamación de las Sombras, o ciertos pactos entre entitades y especies del espacio, ignorados por los humanos, pero aceptados por seres de todo tipo. ¿Son injustos los humanos? ¿Pueden no serlo? Un biólogo salía en la prensa diciendo que la ley o la justicia procedían del ADN humano y lo vinculaba a la cooperación. No me lo creí.
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Responder