Yoko Tsuno nº22: "El Junco Celeste"

E incluso fuera de España hay comics que son interesantes...

Moderador: Kaximpo

Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

Mensaje por magin » Lun Jul 18, 2016 4:12 pm

Acabado de releer en julio 2016, reitero la mayoría de mis impresiones, una vez leídas (ah, es verdad, ah, sí) aunque no me di cuenta de ellas al leerlas, igual porque estoy menos crítico o estoy más en plan "me ha pasado una apisonadora llamada vida diaria por encima".

Del Junco Celeste de editorial Saure me gusta muchísimo: las guardas en colores con una viñeta muy ampliada para que ocupe dos páginas.

Como suele pasar con Leloup, es como si tuviera muchas ideas/personajes/situaciones que no puede desarrollar por falta de páginas.

La evolución del color a peor de Studio Léonardo puede tener que ver con la ausencia en los créditos de "Béatrice". O porque se dedican a pintar de manera más vulgar, con esos colores graduados tan de anime (1970ss) o superhérores (1990ss), con dos colores en la cara, uno para la zona iluminada y otro para la sombra.

De todos modos, el dibujo de Leloup también cambia:

p1: evidentemente cambia a peor. El dibujo es más rígido en las figuras, caras, movimientos o posiciones de las figuras humanas.

Resto de páginas: como se ha visto desde albumes anteriores, sea La Espiral del tiempo (elefante, templo) como en Mensaje para la Eternidad (montañas, babuinos, etc.), Leloup va abandonado presupuestos clave de la línea clara. Es decir, inserta sombras de manera ocasional, tanto debajo de las figuras (cosa casi ajena en Tintín, aunque véase la portada de El País del Oro Negro con la sombra en movimiento del coche no superada por la versión animada... qué triste) como dentro de las figuras (pliegues del terreno, etc.).

Además, simplifica rasgos de las caras, aunque eso contrasta con algunas más elaboradas (tipo Príncipe Wang).

Muchos personajes en danza y ninguno con papel. Eso ya pasa en otra que acabo de leer: El Oro del Rin, que parece un tanto Agatha Christie en el Transiberiano con espías pero que luego no se desarolla.

Deja cabos sueltos, pero Leloup siempre lo hace. Me refiero a cabos sueltos y no a cosas olvidadas. Por ejemplo, el niño que se queda con el consejero del emperador, puede que tenga un papel en alguna aventura futura. La cortesana que es la única que llora por la muerte de la tercera esposa, es un personaje muy curioso y es el típico toque sentimental que mete Leloup (¿como a Yoko mirando mariposas?).

Hablemos sobre las narices: Pol Pitron dejó de tener una nariz grande-Marcinelle-AquilesTalónica hace tiempo. ¿Por qué convertir en más realistas a los personajes?

Ni Saure ni Netcom2 nos permiten saber quién esa novia-esposa de Pol Pitron (nunca lo llaman por el apellido desde hace álbumes). Es un mantra: siempre hay huecos de información relevante en Yoko Tsuno aunque juntes todas las ediciones españolas.

Dejadme volver al tomo de La Espiral del Tiempo: ¿los vineanos desconocen ese tipo de animal extraterrestre? ¿Qué signfica si es inteligente el animal o el material? Que salga un antiguo templo enterrado en la selva, parece ser una de esas ideas olvidadas de Leloup, algo que se imbrincaría de alguna manera si las aventuras duraran muchas más páginas o si tuvieran una periodicidad más continua. Total: que en el templo hay algo.

En los viajes en el tiempo, es Yoko Tsuno la causante en el pasado de los sucedido.

Aunque se nos plantee un caso gato del malo de las tortugas ninja que sí y no está en la caja: una grabadora se ha guardado hace unas horas pero que lleva mil años escondida (aparece polvorienta o simplemente fosilizada, lo que nos daría para preguntarnos sobre la duración de los materiales plásticos creados durante el siglo, pero Leloup no se lo plantea, al contrario que hacía en sus primeros álbumes)... y que parece que sigue emitiendo con su pila de 10 horas de duración cuando están en la gruta en p14v8. Más aún, es como si la médica Lin pudiera oír el latido grabado.

Sobre el latido: Yoko graba su propio latido. Parece como si lo oyese (p14v8) pero sorprende que todo el mundo se crea que la princesa Sin-Yi, aturdida o simulando que está muerta, engañe a todo el mundo, incluso a la médica o incluso a Yoko Tsuno... pues algo así sucede en el Oro del Rin con el extraño caso del doctor asesinado por su colega pero que luego sale tan campante porque "ha actuado", con el misterio adicional de que es el propio asesino Briggs el que constata la muerte del doctor.

De nuevo, Leloup repite esquemas.

La misma gruta con agua que desembocaría en en río lo vimos en el Trío de lo Extraño.

Sigue siendo muy entretenido leer a Yoko Tsuno.
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Responder