"La Gran Superproducción" página a página (6)

Para hablar de soserías relacionadas con nuestro supermedianía favorito

Moderador: Kaximpo

Responder
Avatar de Usuario
magin
Señor de los Chupetes
Mensajes: 5838
Registrado: Vie Ene 23, 2004 12:00 am
Ubicación: Yo siempre estoy aquí
Contactar:

"La Gran Superproducción" página a página (6)

Mensaje por magin » Sab Dic 06, 2014 8:55 pm

Sigamos adelante con nuestra singladura.

Todo este episodio es bastante "cotidiano", "costumbrista". A mí me gusta eso.

Los personajes entran, se presentan ante el lector, pero no suena pesado ni excesivo. Desde mi punto de vista del 2014, Jan presenta un elenco para que puedan participar en las historietas próximamente. Tengamos en cuenta que esta aventura no sólo es "otra más" del personajes sino la primera de su propia revista, por lo tanto, hay que estar preparado para rellenar páginas y para asentar al protagonista y su serie.

En este caso, un secundario, terciario, que sale en el fondo de las viñetas ocasionalmente, el conserje Ramón, tiene una presencia de "apenas" tres tiras entre la página 5 y la 6 o de "no menos de" tres tiras. Para mí se hace imprescindible.

Es una habilidad a destacar la de Jan para crear pequeñas escenas, situaciones, frases, diálogos (el de la salida del cole de Pulgarcito en una de sus primeras historietas entre el policía local y el conserje de la escuela) o para confeccionar un personaje muy relevante y carismático en aspecto, en vestimenta, en expresión facial, en movimientos y en carácter y diálogos pero para pocas viñetas.

Por eso me parece que la idea era la de haber utilizado este elenco de actores-personajes en más historietas... Nada lo hubiera impedido, salvo la siguiente aventura (véase el inicio de Al Centro de La Tierra/i]).


Atención a la primera viñeta. Se ve muy grande y no lo es. López va con su traje planchadísimo, estilo Rafael González, antiguo editor precisamente enfrentado a Jan por diferentes concepciones sobre lo que se puede publicar en los tebeos. Creo que ya lo comentamos que López parece basarse en estas páginas en aquel editor de Editorial Bruguera.

López silba. Me acabo de dar cuenta. ¿Es porque va feliz? Ni idea.

El ascensor al que se dirige es de los que yo veía en aquellos años 80, con el cristal para ver si baja o no baja el ascensor esperado. En años posteriores descubrí ascensores muy cerrados, que no se ve ni el exterior ni el interior... Claustrofóbicos. Con doble puerta. No acabo de ver la seguridad real. Si te quedas dentro y no funciona la alarma o no la oyen con la alarma-teléfono del ascensor y tampoco va el móvil... puedes pasarte un interesante fin de semana.

Hay una avispa (patas largas) que puede ser para rellenar espacio. Que a mí me da sensación de que hay atmósfera pero que es posible que también sirva para fabricar la sensación de paso del tiempo o fin del gag. Digamos que lo que sucede entre la viñeta final de la anterior página 5 y la primera de la página 6 puede ir seguido o puede ser que esté dilatado. Que Ramón piense lo que piensa posteriormente, por ejemplo.

O que la p6v2 con el mofletudamente contento Jefe no sea tampoco al siguiente instante, sino pasado un rato largo.

El comic es economía y elipsis. Las avispas pueden señalar elipsis como otros elementos.

Lógicamente se puede leer el tebeo sin cavilar sobre esto o incluso si todo lo anterior fuera erróneo.

La forma de acercarse los extremos de la americana por parte del conserje son insuperables como movimiento y gestulidad en un tebeo de cualquier estilo gráfico.

p6v5 El Jefe en el ascensor. Me gusta mucho. Seguro que es una imagen muy tópica en películas o igual en la realidad o en una mala imitación culebronesca de la misma pero me gusta. "Sería capaz de destituirte a ti".

Sobre los conserjes debería existir una monografía. Leía durante el 2014, cuando comenzamos la Re-Lectura Colectiva de La Gran Superproducción que en Bruguera existía un conserje franquista que fue el que no brindó el día que murió Franco (simplificando la anécdota). Los conserjes franquistas, mutilados de guerra del bando nacional y no de los perdedores, exguardiasciviles o expolicías... y yo me monto sino espías (no ex-espías) vigilando todo lo que pasara por las ciudades, es un tema que se arrastra hasta hace poco.

Sé que, con la democracia, a ciertos represaliados y combativos antifranquistas que unieron cárcel y palizas durante años fueron metidos por "los comunistas" en los primeros ayuntamientos. El partido pasó a la oposición casi enseguida pero ellos se quedaron. Sería para ver las reuniones de ambos grupos de conserjes.

Aparece Luisa Lanas con los labios ¿blancos? Pero la combinación de colores: pantalones azules, jersey verde claro y labios ¿blancos? no le queda mal.

López acaba de llegar, se sabe subdirector y ya empieza a mandar. En historietas posteriores no parece tan mandusquero e incluso no parece que sea tan subdirector. Eso sí, casi tiene un enfrentamiento con el Jefe que suple con su mayor superpoder: el peloteo máximo.

Sus ideas, dice el Jefe, "nos van a hacer falta en nuestra nueva SINGLADURA", palabra encantadora con la que hemos iniciado este apartado.

6v10: gran expresión del Jefe: sus ojos tras las gafas oscuras. Es un gesto que alguna vez, pero no muchas, he visto en el comic francobelga marcinellesco parafranquiniano (igual aquí no hace falta tanta historia, que esto no es latiacomforo).


Bueno, no lo he dicho todo ni he explicado vuestras visiones de esta página.
Sospechoso, sospechoso. Tome nota, teniente.
>2000 maginotecas

Responder